Tómate un momento, invierte como nunca antes

Una opción para tus inversiones

La toma de decisiones de inversión no es algo que se deba tomar a la ligera. Como inversor, tú tienes que elegir un camino entre varios; esa elección influirá en tu capacidad financiera, presente y futura.

  • Paso 1: Antes de decidir

Para poder valorar si una inversión nos interesa de verdad, lo primero es determinar con claridad cuáles son nuestros objetivos, disponbilletesibilidades financieras y actitudes frente al riesgo. En definitiva, el primer paso es conocer qué tipo de inversores somos.

  • Paso 2: El momento de decidir

La oferta de intermediarios y de productos es tan amplia que el momento de decidir puede parecer complicado. Sin embargo, basta con hacer las preguntas adecuadas para que sea más fácil distinguir entre las alternativas disponibles.

  • Paso 3: Después de invertir

Incluso cuando has elegido la inversión más adecuada para ti, la falta de vigilancia puede acabar convirtiendo tu acierto en un error. Tanto los mercados como tus propias circunstancias personales pueden cambiar con cierta rapidez, por lo que es imprescindible mantenerse atento para revisar tus decisiones siempre que sea necesario.

  • Paso 4: 5 consejos de inversión

Consulta las reglas básicas que te ayudarán en el manejo de tus inversiones:

  1. Conoce: Tienes que tener bien sus objetivos financieros y su tolerancia al riesgo para poder elegir inversiones con un nivel de riesgo, rentabilidad y plazo adecuados para tu perfil. Tómate tu tiemconsulta-del-asunto-26492728po y compara alternativas hasta encontrar la que mejor se ajusta. Nunca inviertas en productos que no entienda.
  2. Busca: Un consejo profesional es una buena ayuda para la toma de decisiones de inversión, pero recuerda que la responsabilidad final es tuya. Para evitar disgustos, mantente contacto con tu intermediario y determina el alcance de sus responsabilidades y libertad de actuar, así como su estilo y filosofía.
  3. Elimina: Solo destina a la inversión el excedente entre tus ingresos y tus gastos comunes. Elimina primero las deudas por las que paga altos intereses y deja sin deudas tu situación financiera actual, antes de tomar decisiones de inversión.
  4. Invierte: Pero a largo plazo. Los mercados suben y bajan, pero a largo plazo suele haber más subidas que bajadas. Tienes que mantener el rumbo y no te distraigas con las variaciones diarias.
  5. Mantente: Siempre de manera coherente con los plazos de tus objetivos, conviene mantener una mezcla de inversiones con distintos horizontes temporales para poder atender a distintas necesidades a medida que se presentan.

Tomado de: http://www.finanzasparatodos.es/es/consejos/10consejosinversion/consejos.html